Chapuzones seguros

Consejos para disfrutar de la playa y la piscina este verano con los peques

Todos sabemos que los baños este verano serán diferentes. Ha terminado el estado de alarma y volvemos a nuestras vidas, vacaciones, reuniones, escapadas, excursiones..., pero con algunas medias y mucho sentido común para evitar rebrotes; además de las precauciones que hemos tenido siempre para controlar la seguridad de nuestros hijos e hijas y que disfruten de chapuzones seguros.

En la playa

En algunos lugares de España se controlan los aforos y horarios, pero en Valencia no hará falta, dadas las enormes playas y el espacio del que disponemos, según el Ayuntamiento. Aún así, debemos tener en cuenta algunas indicaciones:  

- Mantener una distancia entre personas de 2 metros en el agua y arena; y de 6 metros entre las sombrillas.

- Las pertenencias siempre deben estar dentro del espacio individual.

- No formar grupos de más de 15 personas.

- Dejar al menos 6 metros libres junto a la orilla, ya que se han habilitado unos corredores para que se pueda pasear junto al mar, sin que haya aglomeraciones.

- Es obligatorio el uso de chanclas, zapatillas u otro calzado en las pasarelas de madera.

- Desinfección periódica de pasarelas, duchas, lavapies, papeleras y baños.

- Están prohibidos los balones dentro y fuera del agua y los peques tampoco pueden usar cubos, palas, ni cualquier juego que se pueda intercambiar.

- La Policía Local controlará que se cumplan todas las medidas de seguridad y evitará las aglomeraciones. Además, toda la costa estará controlada por drones y se han puesto carteles en la playa para indicar que hay una zona de entrada y otra de salida.

- Las áreas de juego infantiles, deportivas o de esparcimiento serán habilitadas para su uso, cumpliendo con las oportunas medidas de seguridad.

- Hamacas y sombrillas deberán permanecer delimitadas con elementos como balizas, cintas o indicaciones. Se deberá establecer un control sobre el mecanismo de asignación para que se pueda asegurar la limpieza y desinfección de los equipos. Se asegurará siempre la distancia de seguridad entre usuarios.

- Está prohibido lanzar residuos en la arena, incluido los cigarrillos.

playa niña
piscinas niñas

Se ha establecido un horario para el servicio de socorrismo que será: playas del norte: de 10:00 a 21:00 y playas del sur: de 11:00 a 19:00, aunque se puede estar en la playa fuera de esos horarios, siempre con responsabilidad.

Además el Ayuntamiento ha contratado auxiliares de playa con el fin de garantizar el acceso al litoral con seguridad.

Es recomendable siempre consultar las fuentes y redes sociales de los municipios a los que nos desplazamos para averiguar las restricciones, ya que son los que tienen potestad para determinarlas. Por ejemplo en Benidorm sí habrá control de visitantes.

En la piscina

Cada uno es libre de tomar las medidas oportunas en su piscina, al margen del cuidado que siempre se ha tenido con los más pequeños; como controlar el tiempo de la digestión, la protección para el sol, no perderles de vista y en caso de que no sepan nadar darles nociones básicas para poder al menos flotar.

En cambio las piscinas públicas y comunitarias sí deben respetar algunas directrices, como las distancias de dos metros de seguridad, así como otras medidas higiénicas de limpieza periódica de elementos de uso común, como pomos de puertas, etc.

Respecto a las medidas al margen del virus, para un baño seguro, una máxima que se ha heredado de padres a hijos es la digestión. Las dos horas de digestión obligatorias son fundamentales para evitar los cortes de digestión. ¿Es realmente necesario esperar? Pues en parte sí.

La Cruz Roja Española recomienda antes de zambullirse en el agua hacer la digestión durante un tiempo prolongado como medida para evitar accidentes, además de no entrar de manera brusca al agua después de haber tomado el sol. Precisamente el cambio de temperatura a la hora de entrar en el agua es lo que realmente provoca el temido corte de digestión o hidrocución. Así, la recomendación de no bañarse inmediatamente después de las comidas, es acertada, porque durante la digestión la sangre fluye en mayor cantidad hacia el aparato digestivo y menos en otras zonas. En todo caso, si no ha pasado tiempo suficiente debemos entrar en el agua de forma pausada para no causar un cambio brusco de temperatura.

La protección solar es también fundamental y más en este momento en el que hemos pasado de estar confinados y recibir pocos rayos solares, a una exposición permanente. Se han registrado varios casos de quemaduras graves en niños por este hecho. Es muy importante untar una buena crema protectora, usar gorra, mojar el pelo…

En concreto esencial mantener a los bebés menores de 6 meses alejados de la luz solar directa. Busquemos sombra, una sombrilla o la cubierta del cochecito.

Debemos usar un protector solar de amplio espectro con factor de protección solar, FPS (sun protection factor, SPF) de por lo menos 15, hasta SPF 50. Un FPS de 30 es apropiado para la mayoría de niños.

Una máxima que no podemos olvidar es tener siempre a los pequeños controlados y no perderles de vista en el baño, e intentar que puedan manejarse en el agua. En este video se especifican unos consejos básicos para enseñarles a nadar.

TE PUEDE INTERESAR >
  Volver