Calcos con ceras

Una manualidad muy artística

Artifex nos cuenta cómo pasarlo genial y sacar a tope la creatividad con una nueva manualidad. Calcos con ceras, Seguro que muchas veces te has puesto a pintar con las ceras (blanditas o duras) y cuando has terminado de pintarlo, todo tiene un aspecto como muy igual, un poquito aburrido… ¡Hoy os traemos la solución para sorprender a todos con una técnica muy divertida! Y lo mejor de todo es que seguro que en casa tienes un montón de material que puedes usar y no te habías dado cuenta…

Hoy, con pocos materiales, aprenderemos a utilizar las ceras blandas o duras (no importa) para “capturar” texturas y luego aprenderemos a dibujar algo que últimamente vemos mucho ¡Nuestra calle o lo que vemos desde la ventana, casas bonitas y coloridas!

Necesitaremos…

·      Ceras, blandas o duras.

·      Papeles blancos, como folios normales.

·      Cera negra a la que podamos sacar punta, o un rotulador permanente negro.

·      Cartones, trapos, una pared de gotelé, una madera, un tela del sofá…

·      Acuarelas de colores

·      Pinceles para acuarela, recipiente para el agua.

·      Tijeras y pegamento.

ceras artifex

¿Cómo se hace?

1.    Escoge una cera que te guste. Si es de las que tiene un papel protector, tendrás que quitarlo.

2.    Coloca el papel sobre un cartón ondulado (de los marrones, de las cajas normales que seguro hay en casa) o sobre una superficie de textura rugosa que quieras “capturar”, como por ejemplo, en una pared de casa, el suelo, la superficie de una tela de un cojín, etc.

3.    Frota la cera de lado en el papel y verás cómo copias la textura del cartón inferior o de la superficie sobre la que estés.

4.    Pinta por encima de la textura que has capturado con acuarela en un color que contraste con el de la cera.

5.    Captura tantas texturas como quieras en folios diferentes ¡Es decir, repite el paso 3 y 4 con todas las texturas que quieras! Utiliza colores variados y bonitos.

6.    En otra hoja de papel, dibuja una serie de casas y edificios con distintos tipos de tejados y fachadas.

7.    Corta tus hojas de texturas en tiras. Pega tres o cuatros trozos para hacer cada casa.

8.    Con la cera de color negro o el rotulador permanente, haz las ventanas, las puertas y las tejas y los ladrillos.

9.    ¡Ya tienes tu colorida calle con tus texturas personalizadas!


Esta idea es de Artífex, un centro de desarrollo de la creatividad. una academia de arte para todas las edades, siempre guiados por su personal docente universitario y, más importante, apasionado por la enseñanza y la práctica artística.

http://artifexacademia.com/


TE PUEDE INTERESAR >
  Volver