La importancia de los cuentos infantiles

¿Por qué debes leer un cuento a tu peque cada noche?

Un cuento no es solo un relato corto con pocos personajes y una trama sencilla, es una herramienta para hacer a nuestros peques mejores y una forma de pasar tiempo de calidad con ellos.

En este mundo digitalizado abogamos por dejar la tecnología durante un rato al día y recuperar ese momento de imaginación que todos hemos tenido con nuestros padres o abuelos.

Sabemos que el día a día de los papas es muy complicado y duro pero, ¿qué mejor momento para conectar con nuestros peques que contarles un cuento antes de ir a dormir?

Os damos varios beneficios de porque contar cuentos a nuestros niñ@s::


-Generar un habito de lectura de cuentos incentivará el desarrollo creativo de los peques.

-Les permitirá expresar sus emociones al sentirse personajes de la historia.

-Reforzará su memoria al estimularla y aumentará sus ganas de expresarse.Gracias a los cuentos además aprenderán nuevas palabras y mejorarán su vocabulario lo que también les beneficiará en su desempeño escolar.

-Ayudará a que desarrollen el amor por la lectura desde los primeros años.

-Nuestros peques se sentirán felices porque estamos dedicándoles tiempo, además será tiempo de calidad.

-Lo verán como un hábito que establecerá una rutina y les ayudará a conciliar el sueño


¿Pero cómo les tenemos que contar un cuento?

Es muy importante crear una atmósfera adecuada para contar historias a nuestros peques y ser capaces de crear un rito que haga que estén deseando ir a la cama para que les contemos el cuento. Por ello:


-Marca un lugar para contar el cuento, que sea el mismo siempre.

-Cuenta el cuento con alegría dando énfasis y consiguiendo que los peques entren dentro de la historia. Si lo cuentas sin ilusión no conseguirás que los peques se enganchen a la hsitoria.

-Déjales ser participes tanto en la elección del cuento como durante la lectura, que pregunten las dudas y si el cuento tiene ilustraciones enséñalas durante la historia.

-Asegúrate que entiende la historia, observa sus gestos y reacciones.

-No es necesario acabar el cuento, tiene que disfrutarlo, si está cansado para y continua al día siguiente.

-Pregúntales que opinan del cuento, que parte les gustó más, su personaje favorito.

1

¿Qué cuentos son adecuados para cada edad?

Entre los 2 y los 4 años deberíamos comenzar con cuentos sencillos que lleven ilustraciones muy claras. La capacidad de atención de los niños es muy limitada a esta edad por lo que tienen que ser historias fáciles de comprender. Para los más pequeños es interesante que puedan tocar y jugar con los libros si llevan relieves para estimularlos.

Entre los 4 y los 6 años son interesantes los cuentos de hadas y folklore tradicional. En estos cuentos los personajes ganan a los "malos", el lobo feroz, la bruja,... y eso provoca un sentimiento de autoconfianza en los niños.

Entre los 6 y los 8 años los niños prefieren historias más reales en las que aparecen niños de edades similares a la suya con los que identificarse. Libros que transmitan valores es una buena opción para esta edad.

Entre los 8 los 12 los niños buscan libros de aventuras, historias de detectives,...

A partir de los 12 ya buscan historias de misterio y novelas realistas con temas propios de la adolescencia como el primer amor, conflictos personales,...

  Volver